Qué es

Abracadabra

 

Abracadabra es nuestro proyecto de madres de día, en plural, porque somos dos profesionales, Susana y Rebeca. Nos hemos unido para realizar nuestro sueño, el poder conciliar y trabajar en lo que nos apasiona; cuidar la infancia y a las familias, respetando su desarrollo, sin prisas, acompañando, observando e interviniendo lo menos posible, pues tenemos la creencia de que las criaturas tienen mucho que enseñarnos.

¿Suena bien, no?

Pasa a nuestra casita, la puerta esta abierta.

Qué ofrecemos

Una alternativa a la educación tradicional.

Un servicio exclusivo de atención individualizada, acogiendo solo 8 peques en las edades de primer ciclo de infantil.

 En nuestro hogar pueden crecer despacio, a su ritmo, con amor, confianza y autonomía, a través del juego libre y la experimentación.

Contamos con un ambiente y unos materiales cuidados, zona de juegos, amplio patio y dos zonas verdes tranquilas al lado, que hacen que el espacio, la ubicación y los recursos sean inmejorables.

Los materiales que utilizamos son pocos y en su mayoría naturales, artesanales e inacabados, mejorando la experiencia en el juego, así como el desarrollo de la imaginación. Además este tipo de material potencia el juego no dirigido dando paso a la observación, manipulación y experimentación.

Creemos que el hogar familiar es el primer y mas importante núcleo del niño y la niña y apostamos por que pasen la mayor parte de esta etapa en él. Pero sabiendo lo difícil que es una conciliación real, en Abracadabra nos esforzamos por crear un ambiente familiar lo más parecido, forjando vínculos estrechos con el niño/a y su familia, buscando un apego seguro y acompañando en todo momento.

¿Cómo trabajamos?

Como madres de día

trabajamos sobre todo aquello que no se ve, acompañando en todo momento cada jornada, con amor y naturalidad, invirtiendo todo el tiempo en una atención y calidad pedagógica totalmente personalizada.

En Abracadabra

contamos con las herramientas adecuadas que ayudan al estudio del autoconocimiento del Ser en su esencia, sus potencialidades y su limitaciones. Nos adaptamos a las necesidades del niño y la niña.

Previamente se pondrá este conocimiento en manos de los padres para que tengan toda la información y lo puedan integrar fuera de la escuela si lo desean.

Nuestra mirada pedagógica

esta basada en una mezcla de pedagogías activas como Pikler, Montessori y Waldorf, donde prima el modelo lúdico, la autonomía, el interés del niño, el movimiento libre dejando que sea el niño el que alcance sus metas en el momento en que esté preparado, (sin intervención del adulto), la experimentación, el juego libre y vivencial, el respeto por el desarrollo individual y los procesos de vida y, sobre todo, el apego y la confianza mutua.

Los ritmos y las rutinas

son parte importante del día a día y dan orientación y participación, permitiendo que el ambiente incluya el propio ritmo individual.

Los límites también son importantes y necesarios para dar seguridad a los niños.

Proporcionamos el contacto con la naturaleza a través de las salidas diarias a las zonas verdes y en nuestro patio donde podrán experimentar con agua, arena y otros materiales naturales.

Abrir chat